SEQUíA EN CALIFORNIA

Pozos domésticos de California se secan; un millón de residentes batallan por agua limpia

En lo que va del año se han quedado sin agua, cerca de 600 pozos.

Telemundo

VALLE CENTRAL, California.- Al menos 150 comunidades del Valle Central de California dependen de pozos domésticos para sobrevivir. Más 4 mil pozos se han secado desde el 2015, y en lo que va de este año, ya son casi 600.

Bien lo saben los residentes de Orosi, Exeter, Ducor, Toolville, entre otras localidades, quienes han debido capear el intenso calor sin el vital líquido.

Bajo máximas de 105ºF en el condado Tulare, miles de personas han debido vivir por años con escasez de agua. Con la esperanza que algún día se unirán al sistema de agua de la ciudad.

"No he podido lavar ni los trastes porque no hay ni un chorrito de agua", se queja María Regalado, residente de Exeter.

Muchas comunidades están viendo los impactos de la sequía y de la falta de agua, comenta Uriel Saldívar del Centro Comuniario del Agua, quien ha seguido de cerca las necesidades de las familias.

“Estamos en una situación histórica y critica. Científicos están diciendo que esta es una de las sequías más profundas en California en más de 1,200 años, asegura Saldívar.

En el 2021, y de acuerdo a cifras estatales al menos 1,000 pozos domésticos se secaron. En este 2022, ya se reportan casi 600.

Ya ni les avisan cuando deja de funcionar el pozo, alega Leticia Rodríguez de la comunidad East Orosí, quien la semana pasada sufrió un nuevo corte en el suministro.

"Tienen que hacer trabajo de escarbar más los pozos para que haya más agua, pero a veces no es suficiente", comenta Leticia. Y es que las napas subterráneas se están secando y afectando el abastecimiento de pequeñas comunidades.

Cuando el termómetro alcanzó los 106ºF este martes, cientos de residentes de East Orosi se quedaron sin el vital elemento. No es primera vez que sucede alegan los vecinos, debido a que enfrentan problemas de escasez y agua contaminada debido a la sequía.

"Sin agua no podemos hacer nada, pues la necesitamos para vivir, para los alimentos", dice la mujer mientras muestra el tambo de agua que debió traer desde otro lugar hasta su casa.

De hecho, esa misma semana en que los vecinos de East Orosi se quedaron sin agua, se registró un incedio. "Pedieron accesso, su pozo se secó. Su casa se quemó porque no tenían nada de agua en ese momento", relató Uriel Saldívar.

Y es algo que va a seguir ocurriendo, a medida que el verano y las altas temperaturas avancen, advierte el representante de Centro Comunitario del Agua.

UN MILLÓN DE RESIDENTES SIN AGUA POTABLE

California es el estado más rico del país y la quinta economía del mundo, sin embargo, en su territorio aún vive un millón de personas sin agua potable.

"Cuando abren su grifo no pueden tomarla, porque está contaminada, o sea con nitrato, arsénico, u otro contaminantes" afirma Uriel Saldívar respecto de los residentes que viven en localidades rurales del Valle Central.

Lo que ocurre es que "sacando agua por debajo de nuestros pies, aparte que el piso literal se está bajando, impacta la concentración. Entonces entre menos agua tenenos, se sube la concentración del contaminante', explica el activista.

En la medida que la sequía avanza, la contaminacióm también.

María Olivera es residente de Exeter y ella da fe que el agua ha tenido efectos dañinos en sus vecinos. "Causa cáncer", asegura la mujer.

Y es que en Exeter enfrentan el mismo problema que en Poplar, Ducor, Toolvile, entre otros lugares. María Regalado cuenta que son dos los pozos que abastecen el líquido a los vecinos, pero "se están secando".

"No tenemos ni para lavarnos las manos", lamenta la vecina. "Nada, nada de agua", recalca.

Quienes no tienen accesso, deben tener agua embotellada y/o tanques de emergencia. "Este número está creciendo cada día", afirma Saldívar.

"No puede ser que el estado más rico del pais, tengamos californianos viviendo con esa incertidumbre", dice el representante del Community Water Center (Centro comunitario del Agua).

LEY PARA RECUPERAR LAS NAPAS

Muchos se preguntan dónde está el problema para buscar la solución. Para el profesor Josué Medellín-Azuara la razón que explica que los pozos se sequen es sencilla: sobreexplotación del acuífero.

Por 20 años se sobreexplotaron las cuencas subterráneas del Valle de San Joaquín, principalmente en pro del crecimiento de la agricultura. Sin embargo, el crecimiento acelerado de la inversión agrícola y la extracción desmedida del acuífero originó la situación actual.

La Ley de Gestion Sustentable del Agua Subterránea promete varios cambios al valle de San Joaquín. Lo que hoy precisamente realizan las comunidades es trabajar en estos planes de agua sustentable para "recuperar la sostenibilidad del recurso de aquí al 2040".

Pero ocurre que muchas de estas planificaciones "no están considerando que los impactos de la contaminación están empeorando", advierte Uriel.

En Ducor, por ejemplo, "ellos tenian un pozo nuevo. Pero hace dos años se instaló un pozo agrícola, y ahora la presión ya ha bajado considerablemente. Los residentes notan que es ese pozo es el que está afectando su abastecimiento".

La idea es intentar meter agua a las napas subterráneas, pero deben considerarse varios factores a futuro para que el pozo pueda garantizar el agua a sus residentes. De no ser así, tener planes de emergencia.

Una propuesta legislativa busca crear subsidios para familias, cuyo gasto de agua se ha incrementado debido a la sequía y la contaminación de las napas subterráneas.
Contáctanos